Acaros en las orejas de los gatos

Qué aspecto tienen los ácaros del oído en los gatos

Si estás cerca de muchos gatos, probablemente lo hayas visto: De repente, uno de ellos deja de hacer lo que está haciendo y empieza a rascarse violentamente una de sus orejas con una pata trasera, luego sacude la cabeza con tanta fuerza que sus orejas se agitan, y entonces empieza a rascarse de nuevo. Esta vez quizá sea la otra oreja la que se rasque, o quizá la frote con una pata delantera en su lugar. Al cabo de un rato, se detiene y te mira mientras mantiene las orejas en una posición extraña: de lado y ligeramente hacia abajo en lugar de hacia arriba y hacia delante como es normal.
Los ácaros del oído (Otodectes cynotis) son unos parásitos diminutos que viven en los canales del oído externo y que apenas pueden verse a simple vista, ya que parecen pequeños puntos blancos que se mueven lentamente. Son la causa más común de las infecciones de oído (otitis externa) en los gatos y pueden provocar un intenso picor. Los ácaros del oído son más comunes en gatos jóvenes y gatitos, pero los adultos también pueden infectarse. Como son muy contagiosos, son muy comunes en los entornos con varios gatos, especialmente en aquellos en los que los gatos no reciben atención veterinaria regular.

Remedio casero para los ácaros del oído en los gatos

En los perros, tras el lavado del oído 28 días después del tratamiento, se encontró un animal en el grupo tratado con fluralaner tópico y otro en el tratado con fluralaner oral con un ácaro adulto vivo en un oído, mientras que en los perros de control se registró una media de 58,9 ácaros vivos. La eficacia calculada fue, por tanto, del 99,8% (estadísticamente significativa, P ≤ 0,001), tanto para los perros tratados con fluralaner por vía oral como por vía tópica (Tabla 1). Todos los perros tratados por vía oral o tópica con fluralaner no tenían ácaros visibles durante el examen otoscópico a los 28 días del tratamiento. A los 14 días del tratamiento, sólo eran visibles 1-2 ácaros en tres perros (tratamiento oral: 1 perro con 1 ácaro, 1 perro con 2 ácaros; tratamiento tópico: 1 perro con 1 ácaro), mientras que todos los demás perros no tenían ácaros visibles (Fig. 3). Se observó una mejora en la cantidad de cerumen/residuos tanto en los grupos tratados con fluralaner por vía oral como por vía tópica a los 28 días del tratamiento (Fig. 4).Fig. 3Perros con ácaros vivos visibles observados durante los exámenes otoscópicos antes y 14 y 28

¿los ácaros del oído pueden matar a un gato?

Los ácaros del oído son una causa común de los problemas auriculares de los gatos. Estos minúsculos parásitos pueden causar mucho picor y provocar daños a largo plazo si no se tratan. Descubra qué son y cómo tratarlos con éxito.
¿Su felino se rasca las orejas más de lo habitual? Una de las causas más comunes de las molestias en las orejas de un gato son los parásitos microscópicos conocidos como ácaros del oído. Siga leyendo para saber cómo afectan los ácaros del oído en los gatos a la salud de su mascota y qué hacer para deshacerse de ellos.
El tipo de ácaro del oído más común en los gatos es el Otodectes cynotis. Son apenas visibles a simple vista, pero pueden verse como puntos blancos muy pequeños. El diagnóstico suele requerir la observación de los ácaros con un microscopio. Se introducen en el canal auditivo de su gato, donde se alimentan de la cera del oído y de los restos de piel. Estos ácaros pueden causar una importante inflamación e hinchazón en el canal auditivo y producen mucho picor. Los gatos de todas las edades y razas pueden verse afectados, siendo los felinos de exterior los más susceptibles de sufrir una infección por ácaros del oído.
Estos síntomas son inespecíficos y pueden indicar diversas causas de problemas de oído, como otras infecciones parasitarias, alergias cutáneas e infecciones bacterianas. Lo mejor es descartar otras afecciones pidiendo la opinión de un veterinario antes de intentar el tratamiento.

Ácaros del oído del gato vs cera

¿Su gato se ha rascado las orejas más de lo habitual? ¿Nota cambios en los oídos de su gato? Si es así, su gato puede estar mostrando síntomas de uno de los problemas comunes del oído del gato. Si sospecha que este es el caso, es el momento de llevar a su gato al veterinario. Si el problema de oídos de su gato resulta demasiado complicado o complejo, un dermatólogo para gatos puede ayudaros a ambos.
Es bueno saber cuáles son los problemas de oído más comunes que puede tener un gato, así como entender qué síntomas hay que buscar. Siempre es una buena idea llevar a su gato a la consulta del veterinario o a un examen del oído, si se observan uno o más signos de problemas en el oído.
Si su gato presenta alguno de los siguientes síntomas, es el momento de acudir al veterinario. Si el problema vuelve a aparecer o no se resuelve con el tratamiento, es probable que sea el momento de llevar a su gatito a una clínica veterinaria de dermatología para que le examinen los oídos.
Puedes sospechar de la presencia de ácaros si ves que tu gato sacude la cabeza y se rasca alrededor de las orejas, la cabeza y el cuello. Si observa una secreción auricular seca de color marrón oscuro a negro (descrita como un diminuto material molido de café) en las orejas de un gato, puede deberse a la presencia de ácaros del oído. Para confirmar este diagnóstico, se aconseja una consulta veterinaria, ya que otros problemas pueden parecer similares.