Como diferenciar un gato de una gata

cómo saber si un gato es niño o niña fotos

No siempre es fácil distinguir un gato macho de una hembra, y es aún más difícil determinar el sexo de un gatito o de un macho esterilizado. Sin embargo, hay signos y comportamientos reveladores que pueden facilitar la determinación del sexo de un gato. Una vez que se ha conseguido sexar a un gato o gatito, a menos que el propietario sea un criador de gatos, es importante encontrar un buen veterinario que pueda esterilizar a la mascota.
En el caso de los que adoptan un gatito, lo más probable es que la nueva mascota tenga sólo unas semanas de vida. Los gatitos recién nacidos y pequeños son tan inmaduros que es casi imposible saber su sexo. Sin embargo, una vez que tienen seis u ocho semanas, sus genitales se hacen más evidentes visualmente. Sin embargo, el pene no suele ser visible en los gatos machos, y es poco probable que el propietario pueda palpar o ver el escroto. Por lo tanto, la falta aparente de pene o testículos no es una indicación de que un gatito sea hembra.
Como regla general, los criadores utilizan «signos de puntuación» para identificar el sexo de los gatos más jóvenes o castrados. Para ello, levante la cola de la mascota con suavidad; empiece acariciando suavemente e intente rascar la parte baja de la espalda del gato, ya que puede levantar la cola automáticamente cuando empiece a ronronear.

mi gato hembra es en realidad un macho

Los nuevos padres de gatos deben tomar muchas decisiones antes de traer a su nuevo amigo felino a casa, y una de ellas es decidir si se trata de un gato macho o hembra. Tanto los gatos machos como las hembras son grandes compañeros, pero puede haber algunas diferencias entre ambos. Muchos padres de gatos pueden desarrollar una preferencia por uno u otro. En este artículo exploraremos las diferencias entre los gatos machos y hembras para ayudar a los nuevos padres de gatos a tomar una decisión informada sobre cuál de ellos podrían preferir.
Más concretamente, exploraremos las diferencias entre los gatos machos castrados y las gatas esterilizadas. Es importante tener en cuenta que los gatos que no están esterilizados o castrados pueden tener comportamientos muy diferentes y más problemáticos. Según la ASPCA, los gatos machos no esterilizados pueden ser más agresivos, más propensos a marcar con orina en la casa y más propensos a escapar de la casa para encontrar a las gatas en celo y defender su territorio. Las gatas no esterilizadas son más propensas a vocalizar en exceso y a atraer a los gatos machos de todo el vecindario cuando están en celo. Por estas razones, junto con los problemas de superpoblación de mascotas, se recomienda castrar a su gato. La esterilización suele reducir las diferencias de comportamiento entre los gatos machos y hembras, y le hará la vida mucho más fácil cuando tenga gatos en su casa (ASPCA). Ahora, hablemos de las diferencias entre los gatos machos y hembras esterilizados.

imagen de la anatomía de la gata

Mito: Las gatas son más mandonas y exigentes. Ansían que se les preste atención y te harán saber cuando quieren algo con un montón de maullidos fuertes. En cambio, los gatos machos son más tranquilos y relajados, y aceptan de buen grado la atención que se les presta.
La realidad: Esto es probablemente cierto para algunos, pero realmente depende de la personalidad de su gato y de sus experiencias vitales. Algunas razas son naturalmente más ruidosas que otras, por lo que maullarán por una serie de razones, no sólo cuando quieran atención. Las diferencias también pueden deberse a sus hormonas. Los gatos machos que no han sido castrados pueden ser agresivos con las mascotas y las personas. Las gatas que no han sido esterilizadas pueden buscar tu atención cuando entran en celo, pero pueden actuar de forma más independiente en otros momentos.
La realidad: Esto se reduce realmente a si su gato ha sido castrado o no. Tanto los gatos machos como las hembras se alejan de casa en busca de pareja. A veces se olvidan del camino a casa y se pierden durante unos días. Si esterilizas a tu chico, no tendrá este impulso de vagar y será tan hogareño como cualquiera de las chicas.

diferencia entre las caras de los gatos macho y hembra

No existe una respuesta definitiva a la pregunta de si los gatos machos son mejores mascotas que las hembras y viceversa. Cada bola de pelo felina es única. Si su gato es cariñoso, leal, agresivo, territorial, juguetón o encerrado, es una cuestión de personalidad y no de género.
Sin embargo, hay algunas diferencias comunes entre los dos géneros cuando se trata de gatos. Antes de profundizar en ellas, debes saber que siempre hay excepciones y que no todos los felinos siguen estas reglas.
Las gatas, por defecto, están más orientadas al cuidado de los gatitos. Por ello, su principal objetivo no es ni ellas ni sus padres, sino continuar con la familia y reproducirse, además de proporcionar seguridad y protección a los gatitos recién nacidos.
Los gatos machos pueden parecer más leales, afectuosos y amables con sus dueños.  En comparación con los instintos maternales innatos de las hembras, los gatos machos pueden centrarse únicamente en complacer a sus padres. Por ello, pueden parecer más cariñosos con sus dueños.