Como hacer vomitar a un gato

cómo hacer que mi gato vomite algo que ha comido

Si tienes gatos, seguramente habrás visto a alguno de ellos vomitar alguna vez. Es habitual que los gatos vomiten, pero nunca es normal que lo hagan. Dicho esto, tampoco es siempre algo que deba tratarse, ni es necesario llevar al gato al veterinario cada vez que vomita. En este recurso, obtendrá la primicia sobre cuándo llevar a un gato que vomita al veterinario, por qué los gatos vomitan y qué tratamientos están disponibles para ayudar a los felinos a sentirse mejor.
Los vómitos pueden dividirse en dos grandes categorías: vómitos crónicos y agudos. Los vómitos crónicos son aquellos que se producen con cierta regularidad (al menos mensualmente, pero pueden ser diarios) durante un largo periodo de tiempo. El gato suele vomitar sólo una o dos veces en cada ocasión. Cuando un gato que normalmente no vomita empieza a hacerlo, es del tipo agudo. Por lo general, esto es una preocupación para usted y su veterinario sólo si el gato vomita varias veces. El diagnóstico y el tratamiento de los vómitos agudos y crónicos pueden diferir, al igual que la urgencia de llevar al gato al veterinario.

cómo hacer que mi gato vomite en casa

Los gatos a veces pueden comer cosas que no deberían. Además de los productos químicos del hogar, los alimentos comunes, las plantas de interior e incluso el contenido de su caja de costura pueden ser algo que su gato intente comer en algún momento. Mientras que algunos alimentos humanos y plantas de interior son seguros para que los gatos los mordisqueen, muchos pueden ser tóxicos. Saber cómo hacer que su gato vomite lo que ha comido, así como cuándo no hacerlo, puede ser una táctica clave en los primeros auxilios caseros.
Un método común para hacer vomitar a su perro es administrar peróxido de hidrógeno al 3 por ciento por vía oral en una dosis de aproximadamente 1 cucharadita por cada 5 a 10 libras de peso corporal, pero ¿es el peróxido seguro para los gatos? Aunque no es intrínsecamente tóxico, dar a su gato peróxido, ya sea una solución pura o una diluida en agua, puede causar más inflamación en la boca, el esófago y/o el estómago de su gato. El peróxido también tiende a ser menos eficaz en los gatos que en los perros, por lo que podría estar luchando para bajar el peróxido y causar una inflamación adicional sin ningún beneficio.
Otras fuentes pueden recomendar dar a su gato una solución de agua salada. Sin embargo, esto tiene sus propias trampas. La disfunción renal es una enfermedad común en los gatos, especialmente en los de edad avanzada. Además, los artículos tóxicos, como todas las plantas de lirio, la flor de pascua, los tulipanes y las hortensias, pueden provocar un fallo renal agudo. Parte del trabajo de los riñones es filtrar la sal en el torrente sanguíneo de su gato, por lo que añadirle agua salada puede agravar un problema subyacente.

gato que intenta vomitar pero no puede

Inducir el vómito sólo debe hacerse si lo indica el veterinario. El procedimiento puede ser peligroso y no suele recomendarse. Le recomendamos encarecidamente que se ponga en contacto con su veterinario de cabecera o con el centro de urgencias veterinarias local para que le aconseje sobre la conveniencia de inducir el vómito en cada incidente específico. Antes de recomendar la inducción del vómito, debe tenerse en cuenta el artículo o la sustancia ingerida, el tiempo y la cantidad de la ingestión, así como la salud general de su gato.

cómo hacer que el gato vomite la bola de pelo

Antes de enseñarte la mejor técnica para hacer vomitar a tu gato, debes saber que no es aconsejable hacerle vomitar. Lo mejor que puedes hacer es llamar a tu veterinario para que te oriente, ya que forzarlo a vomitar puede hacer que la situación sea peor que antes. Tenga mucho cuidado y procure ponerse en contacto con su veterinario antes de intentar hacer vomitar a su gato. El vómito sólo debe utilizarse como último recurso si realmente está en peligro, y sólo debe hacerse cuando se está muy seguro de lo que el gato ha comido. En este sentido, sólo se recomienda en los casos en los que hayan comido una planta tóxica para los gatos (como la flor de pascua, la hiedra o los lirios, entre otras), o cualquier tipo de planta de la que estés seguro que ha tenido un contacto reciente con pesticidas o fertilizantes artificiales.Por otro lado, no debes hacer vomitar a tu gato cuando:Esto es muy importante, ya que si le induces el vómito a los gatos en situaciones en las que está contraindicado podrías producirle una herida interna, generarle quemaduras de segundo grado, etc. En otras palabras, al hacer vomitar a tu gato puedes causarle más daño que beneficio. Es muy importante que llame a su veterinario antes de intentar esto. Esto es sólo un último recurso. Incluso entonces, tendrá que llevarlos al veterinario después de inducirles el vómito.