Como saber si mi gato es hembra o macho

cómo determinar el sexo de su gatito

No siempre es fácil distinguir un gato macho de una hembra, y es aún más difícil determinar el sexo de un gatito o de un macho castrado. Sin embargo, hay signos y comportamientos reveladores que pueden facilitar la determinación del sexo de un gato. Una vez que se ha conseguido sexar a un gato o gatito, a menos que el propietario sea un criador de gatos, es importante encontrar un buen veterinario que pueda esterilizar a la mascota.
En el caso de los que adoptan un gatito, lo más probable es que la nueva mascota tenga sólo unas semanas de vida. Los gatitos recién nacidos y pequeños son tan inmaduros que es casi imposible saber su sexo. Sin embargo, una vez que tienen seis u ocho semanas, sus genitales se hacen más evidentes visualmente. Sin embargo, el pene no suele ser visible en los gatos machos, y es poco probable que el propietario pueda palpar o ver el escroto. Por lo tanto, la falta aparente de pene o testículos no es una indicación de que un gatito sea hembra.
Como regla general, los criadores utilizan «signos de puntuación» para identificar el sexo de los gatos más jóvenes o castrados. Para ello, levante la cola de la mascota con suavidad; empiece acariciando suavemente e intente rascar la parte baja de la espalda del gato, ya que puede levantar la cola automáticamente cuando empiece a ronronear.

cómo determinar el sexo del gatito|spa

Ya conoce las diferencias biológicas entre los gatos machos y hembras, pero quizá se pregunte si un sexo es mejor que el otro a la hora de elegir un nuevo amigo felino que se una a su familia. Explorar los contrastes entre los machos que se pavonean y las mamás que ronronean puede ayudarle a elegir un gato que se adapte mejor a su estilo de vida y personalidad. Entonces, ¿debería tener un gato macho o una hembra? Exploremos primero la diferencia entre los gatos machos y hembras antes de poder responder adecuadamente a esa pregunta.
Las diferencias de comportamiento entre gatos machos y hembras son más evidentes en las mascotas que no están castradas o esterilizadas, ya que las diferencias de comportamiento suelen estar relacionadas con el impulso sexual del gato. Por ejemplo, los gatos machos pueden volverse más agresivos, rociar orina e intentar escapar de la casa cuando están en su etapa de madurez sexual. Sin embargo, las gatas suelen volverse más cariñosas, y algunas tienden a frotarse contra casi todo, además de ser muy ruidosas. Aunque la mayoría de los gatos machos y hembras no castrados y no esterilizados tienen comportamientos muy característicos, no hay consenso en que todos los gatos de uno u otro sexo actúen de una manera determinada. Algunas gatas rocían cuando están en celo, mientras que se sabe que algunos gatos macho son más cariñosos. La mayoría de los centros de adopción animan a los padres de mascotas a esterilizar a sus gatos. Los gatitos son muy bonitos, pero deberías centrarte en criar uno a la vez antes de dejar que tu bebé peludo te traiga una nueva camada de bocas que alimentar.

cómo diferenciar a los gatitos machos de los hembras

Mito: Las gatas son más mandonas y exigentes. Ansían recibir atención y le harán saber cuando quieren algo con muchos maullidos. En cambio, los gatos machos son más tranquilos y relajados, y aceptan de buen grado la atención que se les presta.
La realidad: Esto es probablemente cierto para algunos, pero realmente depende de la personalidad de su gato y de sus experiencias vitales. Algunas razas son naturalmente más ruidosas que otras, por lo que maullarán por una serie de razones, no sólo cuando quieran atención. Las diferencias también pueden deberse a sus hormonas. Los gatos machos que no han sido castrados pueden ser agresivos con las mascotas y las personas. Las gatas que no han sido esterilizadas pueden buscar tu atención cuando entran en celo, pero pueden actuar de forma más independiente en otros momentos.
La realidad: Esto se reduce realmente a si su gato ha sido castrado o no. Tanto los gatos machos como las hembras se alejan de casa en busca de pareja. A veces se olvidan del camino a casa y se pierden durante unos días. Si esterilizas a tu chico, no tendrá este impulso de vagar y será tan hogareño como cualquiera de las chicas.

cuidado de gatos y gatitos : cómo distinguir los gatitos machos de las hembras

Los genitales de los gatitos no están tan desarrollados como los de los gatos adultos, por lo que la determinación del sexo es un juego de azar. A primera vista, incluso a los profesionales les resulta difícil distinguir un gatito hembra de un macho. Sin embargo, en gatitos de tan sólo cinco semanas pueden observarse algunas diferencias características -espacio genital, color del pelaje y comportamiento- que indican su sexo.
No interrumpa el flujo madre-gatito durante las primeras semanas de vida. Si se manipula demasiado a un gatito durante este tiempo, la madre puede abandonarlo y dejar de amamantarlo por completo. Así que no te pongas demasiado ansioso por determinar el sexo de tus gatitos. Espere al menos dos semanas -o preferiblemente más- para empezar a manipular a sus gatitos.
Mientras evalúa el sexo de su gatito, es necesario minimizar el estrés. Empiece por cogerlos, acariciarlos suavemente y acurrucarlos cerca de su cuerpo. Rascarles la espalda justo en la base de la cola puede hacer que la levanten automáticamente, ofreciéndole una vista de pájaro de las partes en cuestión. Pero si un gatito se muestra distante o tiene pánico, deja la inspección para más adelante y molesta a un miembro menos sensible de la camada.