Cuanto dura la gestacion de un gato

Cuanto dura la gestacion de un gato

prueba de embarazo para gatos

Soy una gran defensora de la esterilización/castración. Es una parte crucial de la ecuación para reducir el número de gatos sacrificados en los refugios, y tener a tu gato esterilizado mejora la salud del gato, reduciendo las posibilidades de lesiones y enfermedades. Pero muchos de nosotros nos encontramos con embarazos de gatas en algún momento, ya sea por trabajar en una clínica o refugio, por un enlace accidental o por una cría deliberada. Entonces, ¿cuánto dura el embarazo de las gatas y qué hay que esperar semana a semana? Veamos las cinco etapas del embarazo de las gatas:
Para responder a la pregunta «¿Cuánto tiempo están preñadas las gatas?», hablemos primero de la edad a la que las gatas empiezan a entrar en celo. Las gatas alcanzan la madurez sexual a partir de los seis meses de edad, siendo las razas orientales las que suelen llegar antes a esta fase. Incluso he oído que las gatas entran en celo a los cinco meses, lo que es una buena razón para esterilizar a tu gatita antes. Una camada de gatitos puede tener más de un padre, dependiendo de cuántos machos se apareen con la reina.
La respuesta sencilla a «¿Cuánto tiempo están embarazadas las gatas?» es dos meses, o nueve semanas. Pero es sólo una estimación. Dependiendo de la fuente que se consulte, la respuesta a «¿Cuánto tiempo están embarazadas las gatas?» oscila entre 58 y 72 días.

cómo saber si su gata está embarazada sin necesidad de acudir al veterinario

Como propietario responsable de un animal de compañía, quiere asegurarse de que sabe cómo mantener a su gato feliz y sano. Y, si tiene entre manos una gata sin esterilizar, eso podría significar tener que enfrentarse a un embarazo de gata.
Una gata embarazada se conoce como reina. Según un estudio publicado por el Journal of the American Veterinary Medical Association (JAVMA), las gatas que viven en libertad se quedan embarazadas una media de 1,4 veces al año (es decir, un poco más de una vez al año) y tienen tres gatitos por camada. Aunque el Libro Guinness de los Récords señala que una vez hubo una gata que parió 19 gatitos a la vez.
Basta con decir que, a lo largo de la vida, son muchos gatitos. El mismo estudio de la JAVMA señalaba que los gatitos nacidos de gatas vagabundas no salían bien parados: el 75% de los gatitos desaparecían en los primeros 6 meses de vida. Esta es, en parte, la razón por la que los veterinarios recomiendan encarecidamente esterilizar a las gatas. Y no hay ninguna razón para dejar que su gata se quede embarazada, ni siquiera una vez. Un mito popular dice que las gatas que han estado embarazadas son más amigables, pero no es cierto, dicen los veterinarios de VCA Hospitals.

cambios físicos en las etapas del embarazo del gato

Tanto si eres un padre primerizo de tu bebé peludo como si llevas unos cuantos años con tu gatita, sabrás lo preciosos que son. Sin embargo, una cosa es segura: si tienes una gata y aún no está esterilizada, es importante saber si se ha quedado embarazada o no. Puede que la estés criando a propósito o que sea un accidente, pero en cualquier caso, hay algunos signos reveladores a los que hay que prestar atención.
Si descubres que tu gatita está embarazada, es conveniente que sepas cómo cuidar de una gata preñada. Sólo hay que tener en cuenta que muy pocos proveedores de seguros para gatos no cubren las enfermedades relacionadas con el embarazo, e incluso pueden cancelar la cobertura si la gata tiene dos o más embarazos.
¿Sabía que a una gata embarazada se le llama reina? Es un apodo con el que probablemente estará de acuerdo una vez que experimente sus exigencias a lo largo del embarazo. Es probable que tu pequeña reina se vuelva más ruidosa o pida cariño para buscar consuelo o debido a la incomodidad de su creciente barriga y a las posibles falsas contracciones del parto.

los pezones de las gatas embarazadas frente a los normales

La fecundidad (fertilidad) del gato ha sido reconocida a lo largo de su historia con el hombre – en consecuencia, ha sido adorada por algunos y perseguida como libertina por otros. Lo que sí significa es que si no esterilizas a tu gata antes de que alcance la madurez sexual y la dejas fuera, es probable que un gato macho no esterilizado la encuentre y antes de que te des cuenta de lo que ha sucedido, ¡estará embarazada! Probablemente no te darás cuenta hasta que empiece a estar más gorda y te preguntes qué tienes que hacer. Así es como sucede…
Los gatos alcanzan la madurez sexual (y, por tanto, son capaces de reproducirse) a partir de los 4 meses de edad. De ahí el consejo actual de castrar a su gato alrededor de los 4 meses de edad para evitar embarazos no deseados (consulte nuestra información sobre la esterilización y el momento de hacerlo).
El momento de la actividad reproductiva probablemente se desencadena por el aumento de la duración del día, que indica que se avecina un mejor clima que traerá consigo la disponibilidad de animales para la alimentación de la gata, de modo que cuando nazcan los gatitos después de un embarazo de 9 semanas, la madre y los gatitos tendrán suficiente comida. Por tanto, en el hemisferio norte, los embarazos y los nacimientos de las gatas aumentan en marzo, abril y mayo y disminuyen de octubre a enero, mientras que en el hemisferio sur ocurre lo contrario. Es probable que los gatos del ecuador no sufran grandes cambios en su reproductividad a lo largo del año.