El perro del vecino ladra todo el dia

terreno blanco de las tierras altas del oeste…

P Mi novio y yo estamos alquilando un apartamento en una gran urbanización del sur de Dublín. En el complejo no se admiten mascotas y este fue uno de los factores decisivos para mí cuando elegimos mudarnos, ya que he tenido malas experiencias con perros ruidosos en el pasado.
Sin embargo, resulta que la vecina que alquila el apartamento de un lado tiene dos perros. Para ser justos, los saca a pasear por las tardes y suelen estar tranquilos cuando ella está en casa por las noches. Sin embargo, yo trabajo regularmente desde casa y ella deja a los dos perros en su apartamento desde las 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde entre semana. No hace falta decir que ladran durante la mayor parte del día.
No estoy seguro de cómo resolver esto, ya que no quiero pelearme con mi vecina, ya que ha alquilado aquí durante años y, por lo demás, nos gusta el lugar. He intentado hablar con ella, pero no ha servido de nada y no he conseguido nada. Lo he comentado con nuestro casero pero no nos ha ayudado a resolver este asunto en absoluto.
Tengo la impresión de que a mi vecina se le permite hacer lo que quiera, ya que lleva mucho tiempo viviendo aquí. Como los propietarios e inquilinos de los otros apartamentos cercanos trabajan durante el día, esto no afecta realmente a nadie más.

cómo vengarse de los vecinos con perros que ladran

Incluso los amantes de los perros más acérrimos se enfadan si el perro de un vecino ladra sin cesar. Los ladridos constantes pueden interrumpir el sueño, arruinar el tiempo que se pasa en el jardín y, en general, convertirse en una molestia continua. Pero hay algunas medidas que puede tomar; con esfuerzo y un poco de suerte, usted y el perro del vecino pueden coexistir pacíficamente.
Aunque puede resultar tentador limitarse a dejar una nota en su buzón, conozca a sus vecinos cara a cara. Deje la actitud en casa y comunique de forma amistosa y vecinal que los ladridos se están convirtiendo en un problema para usted y su familia. No des por sentado ni acuses; simplemente explica el problema y dales la oportunidad de responder. Es posible que sean dueños de perros sin experiencia. En ese caso, podrías sugerirles algunos recursos que les ayuden a controlar los ladridos.
2. También puedes ser proactivo. Si el perro ladra cada vez que entras en tu jardín o te acercas a su propiedad, intenta bloquear su visión plantando un seto o levantando una valla o pantalla de privacidad. Si los ladridos del perro son territoriales, bloquear la visión de su propiedad puede eliminar la amenaza.

comentarios

Si no vives en un lugar aislado, corres el riesgo de tener que soportar vecinos ruidosos. Los sonidos molestos pueden ir desde que tus vecinos tengan sexo a todo volumen, estén de fiesta incesantemente o pongan música a todo volumen durante todo el día.
Muchas personas cometen el error de culpar al animal por hacer ruido. Eso puede llevar a que los individuos apliquen medidas horribles para acabar con el ruido -incluyendo el envenenamiento o el disparo al perro.Resolver mi problemaComenzar
Para algunos perros, eso no es suficiente. Pueden reaccionar a su olor y ladrar aunque no le vean. La solución más útil sería hacerse amigo del perro. Puedes pedirle amablemente a tu vecino que conozca y pase tiempo con su perro. Si se acostumbra a tu presencia, es probable que deje de reaccionar ante ti.
Aunque su primer instinto sea escribir una nota, obtendrá muchos más resultados si habla con su vecino en persona. Lo más probable es que su vecino ni siquiera sea consciente de lo mucho que ladra su perro cuando no está en casa o de lo mucho que le molestan los ladridos. El truco consiste en acercarse a su vecino de forma amistosa y exponerle el problema con claridad. Puede abordar lo siguiente:

cuánto tiempo puede ladrar un perro legalmente

Los ladridos del perro de un vecino pueden poner los nervios a flor de piel. Si se trabaja desde casa, o si el perro ladra sin cesar durante la noche, puede hacer que el hogar parezca un lugar donde el descanso o la paz rara vez son una opción. Hay tantos consejos sobre cómo acallar los ladridos del perro de un vecino como perros ladradores hay en el mundo. Dado que algunos vecinos pueden responder con hostilidad a su sugerencia de que acallen a sus perros, es posible que tenga que abordar la situación de forma más pasiva y amistosa.
Haga un balance de lo que sabe de su vecino. Si es del tipo amistoso, un enfoque directo puede funcionar mejor. A veces, el vecino no es consciente del problema, especialmente si el perro se deja fuera cuando el vecino está trabajando. Reúna información para ayudar al vecino. Hay una variedad de collares, collares de descarga y collares de citronela (para el vecino que piensa que los collares de descarga son crueles, o si usted piensa que lo son), que ayudarán a enseñar al perro a no ladrar. Como gesto de amabilidad, ofrézcase a proporcionar un collar de este tipo, si cree que el vecino no va a comprar uno.