Hernia discal en perros sintomas

Hernia discal en perros sintomas

perro con hernia discal dormido

Los discos intervertebrales son pequeñas almohadillas que se sitúan entre cada una de las vértebras de su perro (columna vertebral). Absorben los impactos y proporcionan apoyo cuando el perro se mueve (véase la imagen de arriba). La enfermedad de los discos intervertebrales (IVDD) es una enfermedad que hace que estos discos pierdan gradualmente su esponjosidad, se vuelvan duros y frágiles, y a veces se salgan de su sitio. Los discos deslizados presionan la médula espinal, causan dolor, debilidad en las piernas y, a veces, parálisis e incontinencia.
Una resonancia magnética. La resonancia magnética es la mejor forma de diagnosticar la DIV porque muestra la columna vertebral, los nervios, los huesos y los discos con todo detalle. Los escáneres de resonancia magnética son equipos muy grandes y caros, por lo que a menudo sólo están disponibles en hospitales veterinarios especializados.
Si su perro sólo presenta síntomas leves de una hernia discal, lo mejor es tratarlo «médicamente» (con alivio del dolor, reposo estricto y fisioterapia), pero si presenta síntomas más graves (como dolor intenso o incapacidad para caminar) es probable que necesite cirugía. Lamentablemente, algunos perros están tan afectados que la opción más amable es sacrificarlos.

ver más

Si los perros pudieran frotarse la parte baja de la espalda con las patas y gemir. Entonces se podría detectar antes un problema de la columna vertebral. Pero, con demasiada frecuencia, es posible que no se dé cuenta de que hay un problema hasta que su perro tenga problemas para usar una o más patas.
Los discos son estructuras flotantes entre las vértebras de la columna vertebral que normalmente actúan como amortiguadores de los huesos. Los traumatismos, la carga anormal de la columna vertebral, el desgaste por el envejecimiento y otros factores pueden hacer que el disco o su contenido se hernie -o se salga de su sitio-, a menudo empujando la médula espinal.
Hay dos tipos de hernias discales. El primer tipo suele producirse de forma repentina y generalmente presenta signos graves. Suele ocurrir en perros con cuerpos largos y patas cortas, como los perros salchicha, los basset hounds y los corgis. El otro tipo de hernia discal suele producirse gradualmente en casi cualquier raza de perro. A menudo, un signo temprano en estos perros es que pueden arrastrar ligeramente los pies, a menudo raspando las uñas.
Los signos pueden variar, dependiendo de la ubicación del disco y del grado de compresión de la médula espinal. Mientras que una hernia discal en el cuello puede provocar la pérdida de movimiento en las extremidades delanteras o traseras, un problema discal en el tórax o la columna lumbar (media o baja) suele causar problemas en las extremidades traseras.

caniche

Paige ha trabajado como recepcionista veterinaria y actualmente comparte su vida con cuatro gatos rescatados, caballos y un conejo. Le encanta escribir sobre animales y ha escrito para sitios como American Veterinarian y Wide Open Pets. Paige es una terapeuta de masaje equino certificada y trabaja como escritora de contenidos y redactora publicitaria.
Cuando tu perro está tan lleno de energía, es difícil imaginar que algo pueda detenerlo. Su perro lo hace todo, desde buscar y saltar sobre los muebles hasta saludarle con entusiasmo en la puerta cuando llega a casa. Sin embargo, una sola lesión puede dejar a su perro fuera de juego, dejándolo con un dolor considerable e incapaz de utilizar sus patas traseras. Con suerte, su perro nunca sufrirá una hernia discal, pero si la sufre, puede ayudarle a recuperarse.
La enfermedad del disco intervertebral, también conocida como IVDD, es una enfermedad dolorosa que afecta a la espalda del perro. Según petMD, los discos que amortiguan entre las vértebras de la columna vertebral se abultan o revientan hacia la médula espinal. Esto puede provocar daños en los nervios, un dolor importante e incluso una parálisis total o parcial. Algunas razas están predispuestas a padecer esta enfermedad. Los perros salchicha, los beagles, los basset hounds y los Shih Tzus son especialmente propensos a sufrir hernias discales. Si se produce el problema, su perro necesitará un viaje al veterinario, tratamiento, una posible cirugía y cuidados de apoyo para recuperarse.

tratamiento casero de la hernia discal en perros

Este artículo ha sido redactado por Pippa Elliott, MRCVS. La Dra. Elliott, BVMS, MRCVS es una veterinaria con más de 30 años de experiencia en cirugía veterinaria y en la práctica de animales de compañía. Se licenció en medicina y cirugía veterinaria por la Universidad de Glasgow en 1987. Lleva más de 20 años trabajando en la misma clínica de animales de su ciudad natal.
Este artículo ha sido redactado por Pippa Elliott, MRCVS. La Dra. Elliott, BVMS, MRCVS es una veterinaria con más de 30 años de experiencia en cirugía veterinaria y en la práctica de los animales de compañía. Se licenció en medicina y cirugía veterinaria por la Universidad de Glasgow en 1987. Lleva más de 20 años trabajando en la misma clínica de animales de su ciudad natal. Este artículo ha sido visto 49.256 veces.
Resumen del artículoPara saber si su perro tiene una hernia discal, averigüe si ha sufrido recientemente un traumatismo o una lesión, como una caída desde cualquier altura o un golpe con una persona o un vehículo. Incluso si su perro no ha sufrido una lesión, tenga en cuenta que algunas razas son naturalmente propensas a los problemas óseos. A continuación, busque síntomas comunes como dolor de cuello, dolor de espalda, dificultad para moverse, arrastre de una o más patas o parálisis. A continuación, concierte una cita con su veterinario para confirmar el diagnóstico y discutir los planes de tratamiento. Si quieres saber cómo tratar las hernias discales en casa, sigue leyendo.