Lenguaje de los gatos con los humanos

Lenguaje de los gatos con los humanos

Cómo se llama el lenguaje de los gatos

Uno de los problemas del estudio de los gatos es que son enigmáticos. Su trabajo no consiste en explicarte sus misterios. Su trabajo es sentarse tranquilamente en el alféizar de una ventana al sol mientras te preguntas si se darán cuenta cuando estés muerto. No son libros abiertos, como esos perros ruidosos, babosos y necesitados.
Entonces se propuso caracterizar esos sonidos mediante un análisis acústico. Estudió la distribución de las frecuencias en los ruidos y midió la intensidad, la duración y la frecuencia fundamental de la melodía, además de otras características. (Esos ruidos tienen un rango enorme, que va de unos 25 a más de 1.100 hercios).
Su hallazgo más sorprendente fue «que los gatos utilizan un repertorio tan amplio de sonidos diferentes, y que el tono y la melodía de una vocalización felina varían enormemente y parecen llevar una parte importante del mensaje», dice. «Por ejemplo, cuanto más varía la melodía, más excitado o urgente parece ser el mensaje».
Dicho esto, la autora descubrió que existen numerosas variaciones de maullidos, más allá del que nos resulta más familiar: un grito ascendente y descendente emitido con la boca abierta y luego cerrada y que se escribe como «miau» en el alfabeto fonético.

Lenguaje del gato miau

Aprender a hablar como un gato no es simplemente un truco de salón que puede realizar para divertir a sus invitados a cenar. Es una parte importante del adiestramiento de su gato y del refuerzo de su vínculo con él. Enseñar a su gato órdenes sencillas como «¡ABAJO!» y «¡NO!» le convertirá en un mejor animal de compañía, mientras que palabras como «¡Golosinas!» y «¡Cena!» le ayudarán a asociarle con algo placentero.
Los gatos rara vez vocalizan con otros gatos (salvo para sisear y gruñir a los intrusos); reservan la interacción verbal para los humanos.  El lenguaje de los gatos es una compleja mezcla de expresión facial, posición de la cola, posición de las orejas y otras formas de lenguaje corporal, además del olor y el sonido. Los gatos aprenden a exigirnos observando qué sonidos provocan qué respuestas humanas. A continuación se explica cómo hablar a los gatos:
Tanto si su gato es vocal como si no, dominará el lenguaje corporal, un componente clave de sus interacciones con usted y con otros animales. Si sintoniza con su cuerpo y su voz, podrá aprender a hablar con su gato.
Cuando se aprende a hablar gato, las palabras que se utilizan son menos importantes que la forma de decirlas y el lenguaje corporal que las acompaña. Si dice «¡ABAJO!» o «¡NO!» en el mismo tono que utiliza para decir «¡Buen gatito! Aquí tienes una golosina», confundirás a tu gato y malinterpretará lo que estás diciendo. La coherencia es la clave del éxito de la comunicación con su gato.

Por qué los gatos hablan como los humanos

La sección principal de este artículo puede ser demasiado corta para resumir adecuadamente los puntos clave. Por favor, considere la posibilidad de ampliar la cabecera para proporcionar una visión general accesible de todos los aspectos importantes del artículo. (Mayo 2021)
La comunicación entre gatos es la transferencia de información por parte de uno o más gatos que tiene un efecto sobre el comportamiento actual o futuro de otro animal, incluidos los humanos. Los gatos utilizan una serie de métodos de comunicación, como el vocal, el visual, el táctil y el olfativo.
En 1944, Moelk publicó el primer estudio fonético de los sonidos de los gatos[3]. Escuchó con mucha atención a sus propios gatos y organizó sus sonidos en 16 patrones fonéticos divididos en tres categorías principales. También utilizó un alfabeto fonético para transcribir o escribir los diferentes sonidos[4]. Afirmó que los gatos tenían seis formas diferentes de maullido, para representar la amabilidad, la confianza, la insatisfacción, la ira, el miedo y el dolor. Moelk clasificó otros ocho sonidos relacionados con el apareamiento y las peleas escuchando a los animales en su patio y en la calle.

¿pueden los gatos hablar como los humanos?

No importa lo que nos guste creer, los gatos probablemente no utilizan el lenguaje», dice Nicholas Nicastro, un autodenominado «cat person» que ha documentado cientos de vocalizaciones felinas diferentes en el gato doméstico común (Felis catus ) y en su ancestro, el gato salvaje africano (Felis silvestris lybica ). Su estudio, que describirá el 5 de junio de 2002 en la 143ª reunión de la Sociedad Acústica de América, en Pittsburgh, «demuestra que existe una comunicación muy eficaz entre gatos y humanos», afirma. «Aunque carecen de lenguaje, los gatos se han vuelto muy hábiles a la hora de manejar a los humanos para conseguir lo que quieren: básicamente comida, refugio y un poco de afecto humano».
El estudio sobre la comunicación comenzó cuando Nicastro, estudiante de posgrado, recopiló una muestra de 100 vocalizaciones diferentes de 12 gatos. No se hizo daño a ningún gato en el experimento, aunque algunos tímpanos humanos se estiraron por lo que vino después: Reprodujo las llamadas grabadas de los gatos a 26 voluntarios humanos y les pidió que calificaran cada sonido en función de su agrado y atractivo, en una escala del 1 al 7. Nicastro reprodujo los mismos 100 sonidos a un segundo grupo de 28 voluntarios y les pidió que indicaran el grado de urgencia y exigencia de los sonidos, también en una escala de 1 a 7. A continuación, analizó las llamadas para ver qué características acústicas solían ir acompañadas de maullidos agradables o urgentes.