Los gatos pueden comer melon

Los gatos pueden comer melon

Albaricoque

La sandía es una golosina saludable para los humanos y los perros también pueden comerla. Pero ¿qué pasa con nuestros amigos felinos, es seguro para ellos consumirla también? La respuesta rápida es que sí, los gatos pueden comer sandía. Por lo general, se considera segura para ellos, pero hay algunas precauciones que los padres de mascotas deben tomar antes de servir esta fruta a sus compañeros en casa.
Consejo profesional: El seguro para mascotas puede ser una buena forma de proteger su cuenta bancaria si su amigo felino enferma por comer accidentalmente algo tóxico para los gatos. Por una pequeña cuota mensual, los asegurados pueden recibir un reembolso de hasta el 100% de los gastos veterinarios cubiertos una vez que hayan alcanzado su franquicia anual.
La sandía está llena de nutrientes, como las vitaminas A, C, B1 y B6, así como potasio, magnesio, biotina, antioxidantes, proteínas, ácidos grasos y carotenoides. También es rica en fibra dietética y muy baja en calorías (1 taza = 46 cal).
El licopeno, el compuesto que da a la sandía su vibrante color rojo, ofrece beneficios adicionales para la salud, como la disminución de la presión arterial y la prevención de enfermedades cardiovasculares. La fruta está compuesta por un 92% de agua, lo que también la hace muy hidratante y especialmente refrescante en los días de calor.

Comentarios

Dulce y refrescante, el melón es una de las frutas favoritas del verano por una razón. Al igual que la sandía, esta fruta baja en calorías tiene un alto contenido en agua y fibra y está llena de nutrientes. Pero ¿puede su gato aprovechar el refresco y las vitaminas y minerales beneficiosos para la salud que contiene el melón?
En general, es seguro que los gatos coman frutas de melón como el cantalupo. Pero, por supuesto, la clave está en la moderación: la mayoría de los gatos pueden disfrutar sin problemas de unos pocos trozos de melón, pero si comen demasiado, pueden experimentar problemas que van desde el aumento de peso hasta la diabetes.
Al igual que con cualquier alimento nuevo que se plantee ofrecer a su gato, debe consultar siempre a su veterinario, que puede orientarle sobre cómo tratar a su mascota de forma individual. También es una buena idea introducir un nuevo alimento -incluso una fruta o verdura saludable como el melón- a su gato lentamente, con unos pocos trozos pequeños al principio, para poder controlar si se produce una reacción alérgica o cualquier indicación de que no lo tolera (como diarrea, por ejemplo).
El melón es una excelente fuente de fibra dietética, folato, vitaminas B6, A y C, niacina y potasio, además de ser bajo en calorías y una rica fuente de fibra y agua. Y la buena noticia es que tanto usted como su gatito pueden beneficiarse de las vitaminas y nutrientes que contiene el melón.

¿pueden los gatos comer manzanas?

En uno de los libros de Beverly Clearly sobre una chica valiente llamada Ramona Quimby, el gato de los Quimby, Picky-Picky, se come el Jack O’Lantern de la familia después de rechazar la comida para gatos con descuento. La señora Quimby comenta que sabía que le gustaba la sandía, pero que no creía que fuera a comer calabaza.
De niño, te habrán dicho que si te tragas una semilla de sandía, te crecerá una sandía en la barriga. Esto no es así. (Demasiado ácido, poco sol.) Aun así, no dejes que tu gato se trague las semillas.
Los agricultores que cultivan sandías (Citrullus lanatus) a menudo tienen que enfrentarse a coyotes y osos que les roban los melones. Los agricultores que cultivan sandías en su África natal pueden tener que vigilar a los elefantes. A los felinos salvajes les resulta indiferente.
Si tu gato está estreñido o un poco deshidratado en un día caluroso, o incluso si sólo siente curiosidad por lo que comes, la sandía podría satisfacerle. A algunas personas les gusta espolvorear un poco de sal en la sandía para realzar su sabor. La sal no es muy buena para los gatos, así que prescinde de ella.

Qué no pueden comer los gatos

Dulce y refrescante, el melón es una de las frutas favoritas del verano por una razón. Al igual que la sandía, esta fruta baja en calorías tiene un alto contenido en agua y fibra y está llena de nutrientes. Pero ¿puede su gato aprovechar el refresco y las vitaminas y minerales beneficiosos para la salud que contiene el melón?
En general, es seguro que los gatos coman frutas de melón como el cantalupo. Pero, por supuesto, la clave está en la moderación: la mayoría de los gatos pueden disfrutar sin problemas de unos pocos trozos de melón, pero si comen demasiado, pueden experimentar problemas que van desde el aumento de peso hasta la diabetes.
Al igual que con cualquier alimento nuevo que se plantee ofrecer a su gato, debe consultar siempre a su veterinario, que puede orientarle sobre cómo tratar a su mascota de forma individual. También es una buena idea introducir un nuevo alimento -incluso una fruta o verdura saludable como el melón- a su gato lentamente, con unos pocos trozos pequeños al principio, para poder controlar si se produce una reacción alérgica o cualquier indicación de que no lo tolera (como diarrea, por ejemplo).
El melón es una excelente fuente de fibra dietética, folato, vitaminas B6, A y C, niacina y potasio, además de ser bajo en calorías y una rica fuente de fibra y agua. Y la buena noticia es que tanto usted como su gatito pueden beneficiarse de las vitaminas y nutrientes que contiene el melón.