Mi gato pierde pelo por zonas

Tratamiento de la pérdida de pelo del gato en la espalda cerca de la cola

Todos sabemos que los gatos pierden pelo y que es normal encontrar algo de pelo de gato en el sofá y en la ropa. Sin embargo, es importante conocer la diferencia entre la muda normal y la pérdida anormal de pelo. El adelgazamiento del pelo de los gatos o la pérdida de pelo, que también se conoce como alopecia, en las patas traseras puede estar causada por una variedad de problemas, desde pulgas, alergias, una infección bacteriana o el estrés.
La pérdida de pelo se produce en respuesta a muchos factores, como la mala alimentación, las enfermedades autoinmunes, las infecciones fúngicas, las alergias y los parásitos.  La pérdida de pelo del gato puede ser parcial o total, y los patrones pueden variar o ser simétricos. La piel que rodea la zona de pérdida de pelo puede tener un aspecto normal o presentar enrojecimiento, protuberancias y costras.  La pérdida de pelo es un síntoma, y debe determinarse la causa subyacente para poder tratarla. Si un gato tiene pérdida de pelo y se rasca excesivamente en la zona, debe investigarse primero el problema del picor.  A continuación se exponen cuatro de las causas más comunes de la pérdida de pelo en las patas traseras de los gatos.
Las pulgas son una de las razones más comunes de la pérdida de pelo en las patas traseras de los gatos.  Las pulgas no son divertidas para ningún gato y pueden causarle muchas molestias, muchos gatos desarrollan una alergia a las picaduras de pulgas.  La hipersensibilidad (alergia) a la picadura de pulga o la dermatitis alérgica a las pulgas (DAF) es muy común en los gatos.    En estos gatos, una sola picadura de pulga puede causar un picor grave y prolongado que a menudo provoca la pérdida de pelo y puede dar lugar a llagas abiertas o costras en la piel, lo que permite que se produzca una infección bacteriana secundaria.  Muchos gatos mastican o lamen excesivamente el pelo de sus patas cuando tienen pulgas o DAF.    También puede observarse la pérdida de pelo alrededor del cuello, las patas y la base de la cola, junto con pequeñas costras denominadas lesiones miliares, un término que se acuñó porque las costras parecen semillas de mijo.

Gato que pierde pelo en las patas traseras

Una de las camadas de gatitos de acogida del año pasado trajo a mi casa algo más que alegría y dulzura. Por desgracia, los gatitos de exterior y su madre vinieron con una manada de pulgas, y las plagas se instalaron en el pelaje de mi gato residente, G.G., que tenía un picor enloquecedor. El picor pronto se convirtió en un adelgazamiento del pelo en su vientre, en la base de su cola y en sus patas traseras. Entonces, ¿su gato está perdiendo pelo? ¿Cuál es la causa de la caída del pelo en los gatos? En el caso de G.G., la pérdida de pelo resultó estar causada por una alergia a las pulgas. Conozcamos más sobre la pérdida de pelo en los gatos, también conocida como alopecia en los gatos.
La pérdida de pelo del gato -también llamada alopecia en gatos- puede ser total o parcial y se produce en los felinos por diversas razones, la más común de las cuales es la alergia cutánea, según los expertos. La Dra. Fiona Bateman, profesora adjunta de dermatología en el Hospital de Enseñanza Veterinaria de la Universidad de Georgia, ve regularmente la pérdida de pelo en los gatos en su clínica.
Otro tipo de pérdida de pelo normal es la alopecia pinnal -pérdida de pelo en la parte exterior de los pabellones auriculares-, que es común en los gatos siameses pero que suele resolverse por sí sola. Muchos gatos adultos también experimentan alopecia preauricular – adelgazamiento del pelo en la franja de piel entre las orejas y los ojos, que se considera normal en los gatos, dice la Dra. Hayworth.

Calvas en la cabeza del gato

La alergia a las pulgas es a menudo la culpable y puede ser muy difícil controlar las pulgas en los hogares con varios gatos. Debemos asegurarnos de tratar a ambos gatos recientemente con una prevención antipulgas de prescripción médica. Al mismo tiempo, debemos tratar el hogar (lavar la ropa de cama en caliente, un spray antipulgas IGR, pasar la aspiradora a diario, etc.
El acicalamiento excesivo puede ser un problema complicado en los gatos, y puede requerir diferentes terapias. Parece que su veterinario ha probado muchos medicamentos, pero sin saber cuáles eran, me resulta difícil saber qué no funcionó. Probablemente lo mejor sería hacer un seguimiento con su veterinario y hacerle saber que las cosas no están mejor, y ver cuál es el siguiente paso. Si no han probado la gabapentina, es un medicamento que puede dar resultado si se han descartado otras causas.

El gato pierde pelo en las patas traseras y en el vientre

¿Su gato está perdiendo pelo? ¿Quizás ha notado una nueva calva en su gato que no había notado antes? ¿O tal vez hay varias calvas en el pelaje de su gato? Los cambios en la salud o el aspecto de su amigo felino pueden ser motivo de preocupación para el propietario de una mascota, pero la pérdida de pelo es en realidad bastante común y puede no ser motivo de alarma.
Para que se quede tranquilo, aquí tiene todo lo que necesita saber sobre las calvas de los gatos, desde cómo identificarlas hasta por qué pueden aparecer y qué tratamientos pueden necesitar para resolver el problema.
Una calva en su gato puede variar en apariencia, y su gato puede tener muchas áreas de pérdida de pelo o sólo una o dos. Dependiendo de la causa, también puede notar que su gato tiene costras en lugares donde solía tener pelo. Un parásito externo, por ejemplo, puede causar tanto la pérdida de pelo en los gatos como la formación de costras, ya que el parásito puede dañar tanto el folículo piloso como la piel en general.
Si observa que su gato sólo tiene pérdida de pelo y su piel tiene un aspecto relativamente saludable, su gato puede estar sufriendo una pérdida de pelo inducida por el estrés. Un buen indicador de cuál es la causa de la pérdida de pelo de su gato es dónde están las calvas. Si están en los puntos típicos de acicalamiento, las calvas de su gato pueden ser el resultado de un acicalamiento excesivo.