Mi perro tiene algo en la garganta

Asfixia del perro pequeño

En algunos casos, normalmente en cachorros o perros mayores con el sistema inmunitario comprometido, la tos de las perreras puede dar lugar a una infección más grave que se manifiesta como neumonía e infecciones bacterianas secundarias. Los síntomas graves como los que se indican a continuación son signos de estos casos graves:
Si el perro presenta síntomas graves o la infección no parece desaparecer por sí sola, es hora de acudir al veterinario. Asegúrese de llamar a la consulta antes de acudir para que el veterinario pueda preparar su mesa de examen y minimizar la exposición a la infección de otros perros y animales. La mayoría de los veterinarios recetan antibióticos para tratar la infección bacteriana. También pueden recetar medicamentos para calmar la tos.

Sonido de asfixia del perro

Bethenny Watters es una periodista galardonada situada en el centro de Indiana. Estudió en la Universidad de Purdue y su trabajo se ha publicado en el «Chicago Tribune», «Life and Style», «Us Weekly» y en varios periódicos comunitarios. Watters ha ganado numerosos premios de la Asociación de Prensa por su trabajo.
Los perros son animales curiosos y suelen engullir cualquier cosa mientras exploran su mundo. A veces, estos objetos pueden quedar atrapados en sus gargantas. Los perros con objetos extraños alojados en la garganta corren el riesgo de atragantarse o de lesionarse con objetos afilados que pueden perforar el delicado tejido de la garganta. Si su perro o cachorro tiene un objeto extraño atrapado en la garganta, puede notar que tose y tiene arcadas.
Un perro que se ahoga a veces tose, pero no siempre. Otros síntomas de asfixia son las arcadas, las arcadas, los vómitos, las arcadas frecuentes, los problemas para tragar y el babeo excesivo. Si su perro muestra alguno de estos comportamientos, compruebe inmediatamente si hay algo atascado en su garganta. No espere a que se produzca un ataque de tos que quizá nunca llegue.

Mi perro parece tener una bola de pelo

Si su perro tiene algo atascado en la garganta, puede probar estos pasos para ayudar a eliminar el objeto:¡Importante! La maniobra de Heimlich puede ser útil si tu perro tiene algo atascado en la garganta, pero puede ser peligrosa si la tos tiene otra causa. Tenga cuidado de no ejercer demasiada presión ni causar ningún traumatismo. Quienes tengan perros que puedan tener más posibilidades de atragantarse deberían considerar la posibilidad de hacer un curso de primeros auxilios caninos para estar bien preparados para ayudar a su mascota.
Aunque el perro no parezca estar enfermo, el hecho de que se le atasque algo en la garganta o se trague un objeto extraño puede ser una urgencia veterinaria. Si ha intentado todo lo anterior sin éxito, debe acudir al veterinario. Cuanto más tiempo pase, más difícil será el tratamiento. El veterinario puede incluso tener que recurrir a la cirugía para extraer el objeto del esófago del perro.En primer lugar, intentará localizar el cuerpo extraño. Para ello, se realizará una radiografía lo antes posible. El tratamiento se determinará en función de una serie de factores que el veterinario tendrá en cuenta, como la naturaleza del objeto y la salud general del perro. Estos son algunos de los tratamientos más comunes:Es muy importante consultar al veterinario y no medicar a su mascota con antidiarreicos, antieméticos o analgésicos, ya que éstos sólo ocultarán los síntomas, no resolverán el problema.PrevenciónPor último, es importante destacar el papel de la prevención. Ésta es la mejor manera de evitar que tu perro sufra el calvario de tener algo alojado en la garganta. Aunque no puedas supervisar a tu perro en todo momento, aquí tienes algunas formas de disminuir el riesgo de que tu peludo amigo se atragante:

El perro tiene algo atascado en la garganta ¿qué hacer?

Su perro puede toser por varios motivos. Aunque la tos no siempre es motivo de preocupación, si su perro tose repetidamente durante un largo periodo de tiempo, puede ser un signo de una enfermedad respiratoria subyacente. Por lo general, una tos ocasional es un comportamiento normal. Si su perro muestra signos de tos repetida y regular, lo que se llamaría una tos crónica, puede ser el momento de hablar con su veterinario.1
Los virus, las bacterias, los hongos y los parásitos pueden causar tos en los perros infectados. Estos agentes infecciosos pueden dirigirse a todas las vías respiratorias, desde el tracto respiratorio superior hasta los pulmones, causando varias afecciones diferentes, como bronquitis y neumonía, dependiendo de la infección específica.2
La tos de las perreras es la causa infecciosa más común de la tos, aunque no siempre puede atribuirse a un solo agente. A veces, la tos de las perreras en los perros puede estar causada por múltiples virus o bacterias diferentes.2
El contacto con otros perros es la principal forma de contraer la infección vírica o bacteriana altamente contagiosa que causa la tos de las perreras. Esté atento a los síntomas si su perro se ha alojado recientemente en una pensión o ha estado expuesto a un gran número de perros, como en un parque canino.4