Se puede castrar una gata en celo

cuánto dura el celo de las gatas

Nadie sabe a ciencia cierta si el celo es doloroso para una gata. Sin embargo, los propietarios de mascotas suelen preocuparse de que su gata sienta molestias por los signos que muestra durante un ciclo de celo.
Las gatas son animales poliéstricos, lo que significa que pueden tener varios ciclos de celo (el periodo en el que una gata puede quedarse embarazada) a lo largo de cualquier año mientras son fértiles. Sus ciclos de celo pueden comenzar a partir de los seis meses de edad. Suelen comenzar a principios de la primavera y continuarán con el ciclo hasta Halloween. Los ciclos de celo continuarán hasta que la gata sea esterilizada. A veces puede tener la sensación de que su gata siempre está en celo, y he aquí el motivo. Los ciclos de celo pueden durar de cuatro a cinco días. Pueden repetirse cada dos o tres semanas. Por eso muchos veterinarios recomiendan la esterilización temprana.
Si encuentran pareja, las gatas pueden tener hasta cinco camadas en un año. Curiosamente, además de ser poliéstricas, las gatas son ovuladoras inducidas. Esto significa que el acto de apareamiento provoca la liberación de un óvulo en el útero para alcanzar el esperma de su pareja. Por eso una misma camada de gatitos puede tener más de un padre.

¿cuánto tiempo después del celo se puede esterilizar a una gata?

¿Su gata entró en celo antes de que tuviera la oportunidad de esterilizarla? Tal vez haya sido una gata precoz y el inicio del celo le haya sorprendido. O tal vez haya esperado más de lo ideal para programar la operación. En cualquier caso, si quiere evitar un embarazo accidental, tendrá que castrar a su gata pronto. ¿Se puede castrar a una gata mientras está en celo? La respuesta corta es que sí. Sin embargo, no es una situación ideal.
La cirugía de esterilización, u ovariohisterectomía, se considera una cirugía rutinaria de relativamente bajo riesgo si la gata no está en celo. Lo ideal es esterilizar a la gata antes de su primer celo para simplificar las cosas.
Los veterinarios suelen recomendar la esterilización de las gatas antes de los seis meses. Esto se debe a que la mayoría de las gatas tendrán su primer ciclo de celo entre los seis y los nueve meses. Aunque no es habitual, algunas gatas entran en celo a los cuatro meses de edad. Muchos refugios de animales y grupos de rescate prefieren esterilizar a los gatitos a partir de las ocho semanas de edad. Así se evitan embarazos accidentales más adelante. Si le preocupa asegurarse de que su gata sea esterilizada antes de su primer celo, puede hablar con su veterinario sobre la posibilidad de realizar la operación antes.

cómo ayudar a una gata en celo

Pedir medicamentos compuestos es más fácil que nunca. Conéctese con su cuenta digital segura y obtenga acceso instantáneo al mayor catálogo de medicamentos compuestos del sector, 24 horas al día, 7 días a la semana.
Pocos sonidos son tan desconcertantes como el aullido de un gato en celo. Si alguna vez se ha despertado por los maullidos amorosos de su ventana, sabe lo inquietante que puede ser. Puede que te pongas los tapones para los oídos, o que entierres la cabeza en la almohada y esperes que los gatos del barrio encuentren otro lugar para sus ruidosos encuentros.
Pero cuando el gato en cuestión es tu compañero de piso, no puedes limitarte a cruzar los dedos y esperar que se vaya. Afortunadamente, hay algunos consejos que puede seguir para ayudar a aliviar el estrés (y el ruido) que acompaña a la temporada de apareamiento de su gato.
Para algunas gatas, un poco de atención extra puede ayudar a aliviar el estrés del celo. Preste a su amiga felina un poco más de atención en la casa cuando esté en celo, y puede que descubra que eso la calma y mantiene sus niveles de estrés controlados.

¿con qué frecuencia entran en celo las gatas?

La respuesta solía ser fácil: seis meses para las perras y seis meses para las gatas.      No hay que pensarlo.      Entonces los refugios, preocupados por el número de mascotas no deseadas, empezaron a promover la esterilización a edades más tempranas.    El problema era real, pero no tomaron esta decisión basándose en pruebas médicas.      Ahora están surgiendo problemas.
Durante muchos años hemos sabido que la esterilización de una perra o gata antes del primer ciclo de celo casi elimina el riesgo de tumores mamarios (cáncer de mama) de por vida.      En las perras, el 50% de los tumores son malignos.    En las gatas, el 90% son malignos.    Pero al esterilizar a las perras antes del primer ciclo de celo, el riesgo desciende a menos de ½ de 1/10 del 1% (0,05%).      La esterilización después del primer ciclo de celo pero antes del segundo también reduce el riesgo, pero no tanto.    El primer ciclo de celo suele producirse alrededor de los 7 meses en las perras pequeñas, y un poco más tarde en las de raza grande.      Nos vemos obligados a practicar la eutanasia a perros y gatos por tumores mamarios varias veces al año. Las mascotas que no se someten a revisiones periódicas suelen tener un cáncer avanzado al presentarse, lo que hace que el tratamiento sea más caro y a veces demasiado tarde.