Cuarto alto de los reales alcázares de sevilla

Cuarto alto de los reales alcázares de sevilla

La catedral de sevilla

El Real Alcázar de Sevilla es un conjunto palaciego amurallado construido en diferentes etapas históricas. Aunque el palacio original fue construido en la Alta Edad Media, se conservan algunos vestigios del arte islámico y, de la época posterior a la conquista castellana, un espacio palaciego mudéjar y otro de estilo gótico. En reformas posteriores, se añadieron elementos renacentistas , manieristas [ 1 ] y barrocos . [ 2 ]
Planta del Alcázar 1 -Puerta del León 2 -Sala de Justicia y patio del cian Yeso 3 -Patio de la Montería rosa 4 -Sala del Almirante y Casa de Contratación crema 5 -Palacio mudéjar o de Pedro I rojo 6 -Palacio gótico azul 7 Mercurio -Estanque 8 -Jardines verde 9 -Apeadero amarillo 10 -Patio de las Banderas
Desde la sala de Justicia se accede al patio del Yeso, que fue construido a finales del siglo XII, de época almohade, con una planta casi cuadrada, tiene una alberca en el centro y con arcadas a cada lado del patio, sobre las que aparece una rica decoración. [ 37 ] En el lado sur hay columnas califales que sostienen arcos decorados con yeso ( sebka ). [ 37 ] Esta decoración cubre una arcada. En la arcada hay una entrada con dos arcos de herradura con una columna en el centro. En el dintel de esa entrada se abren dos ventanas. [ 38 ] En el muro opuesto hay una salida amurallada con tres arcos de herradura de estilo califal cordobés.[ 39 ] Como en otros lugares del Alcázar, este patio ha sufrido varias reformas a lo largo de su historia. [ 38 ] [ 39 ] Todo el muro en el que se practicaba el tiro con arco se encontró cubierto. Fue descubierto por Francisco María Tubino a finales del siglo XIX. El marqués de Vega-Inclán, entonces conservador del Alcázar, encargó su recuperación y restauración al arquitecto José Gómez Millán en 1912. [ 40 ] Patio de la Montería Artículo principal: Patio de la Montería Es el patio principal y está dominado por la puerta del palacio de Pedro I. [ 41 ] En los muros hay arcos de medio punto que fueron tapiados en el siglo XV. [ 42 ] A la derecha se encontraban las dependencias de la Casa de Contratación. [ 41 ] Sala del Almirante y Casa de Contratación

Catedral de sevillacatedral en sevilla, españa

Una de las mejores cosas que hacer en Sevilla tiene que ser una visita al Real Alcázar de Sevilla.    Una visita a este palacio real es como hacer un viaje en el tiempo en un solo edificio y es una manera increíble de aprender más sobre la variada e interesante historia de esta fantástica ciudad.
El Real Alcázar de Sevilla es fácil de encontrar en Sevilla y está situado cerca de la famosa Judería de la ciudad.    Puede ser encantador ir andando a esta atracción porque las calles están llenas de edificios pintorescos y de una arquitectura asombrosa a cada paso que te pierdes si viajas por las carreteras principales en coche.
No hay muchos lugares en Sevilla, o probablemente en el mundo, que hayan logrado resistir la prueba del tiempo con tanto éxito como el Real Alcázar, y prueba de ello es que la fortaleza fue reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, dejando que el resto del mundo sepa lo único que es este palacio y convirtiéndolo en una de las mejores cosas que hacer en Sevilla.
El Real Alcázar de Sevilla no sólo es una de las principales atracciones para los visitantes de la ciudad, sino que también ha demostrado ser muy popular entre los productores de cine y televisión, que buscan el escenario perfecto para los dramas históricos.    En el pasado, el Real Alcázar de Sevilla ha sido el telón de fondo de la película Lawrence de Arabia, mientras que más recientemente ha aparecido en la exitosa serie de televisión Juego de Tronos.

Comentarios

El Real Alcázar de Sevilla es uno de los principales destinos de la ciudad de Sevilla y su visita se ha convertido en imprescindible para los visitantes de la ciudad. El paso de diferentes culturas por la ciudad a lo largo de los siglos ha hecho de este conjunto el ejemplo ideal para conocer la historia de la ciudad, desde sus orígenes romanos, pasando por la época musulmana y su posterior conquista cristiana hasta la actualidad.
La gran demanda de visitas que tiene el monumento hace imprescindible organizar su visita con antelación para evitar colas y esperas, a veces demasiado largas. Le recomendamos que planifique su visita al Alcázar de Sevilla teniendo en cuenta que el tiempo medio de visita es de una hora y media a dos horas. Debe tener en cuenta según la época del año, la hora de inicio de su visita, el más que posible calor que nos acompaña en los meses de alta demanda turística, las colas que se forman para adquirir las entradas, las posibles modificaciones de visita que se pueden producir al tratarse de un edificio en uso como residencia real y no como museo…

Entradas al alcázar real

¿Por qué recomiendo esto como la mejor manera de ver el Alcázar de Sevilla? En primer lugar, al reservar una visita guiada, se salta la cola. Además, el guía proporciona una información muy valiosa sobre la historia y los relatos que dan vida al palacio.
Los edificios del Alcázar están repletos de tanta historia y de tantos relatos que sería una pena perdérselos (y sólo hay una señalización muy limitada dentro del propio Alcázar que le indique lo que está viendo).
Sinceramente, me pareció que 1,5 horas y poder pasar todo el tiempo que quisiera explorando el palacio después de la visita era la combinación perfecta. Las dependencias del piso superior tampoco son tan interesantes, así que me alegré de no visitarlas.
Las colas para comprar las entradas del Alcázar de Sevilla pueden ser largas, lentas y muy, muy calurosas. Las temperaturas en Sevilla alcanzan los 40 grados centígrados durante los meses de verano, cuando el Alcázar es más popular, y si tiene un itinerario relativamente apretado en Sevilla, no querrá perderlo en una cola.